Color Scheme

Other color schemes can be added.

Como en un retrato de Ingres

Como en un retrato de Ingres

(El conde Amédée-David de Pastoret, detalle, Jean-Auguste-Dominique Ingres, 1826. Óleo sobre lienzo, 103 x 83,5 cm. Chicago, Chicago Art Institute)

Los especialistas en la obra de  coinciden en destacar que el hecho de posar para un retrato suyo no consistía únicamente en una actividad estática de modelo al uso: las particularidades del autor lo transformaban en una auténtica colaboración entre el artista y su retratado, donde no faltaban las discusiones sobre qué vestido, joyas y complementos resultaban más favorecedores y representaban mejor la idiosincrasia del personaje.

Edme Bochet

(Edme Bochet, 1811. Óleo sobre lienzo, 94 x 69 cm. París, Musée du Louvre)

Así, cuando contemplamos el retrato de Edme Bochet, presente en nuestra exposición, vemos a un personaje frágil y sofisticado, un seductor conectado con esa fantasía que para los funcionarios franceses suponía el viaje a Roma, a raíz del traslado de la sede imperial, pero el estudio histórico del cuadro nos muestra otra cosa: tras el estilizado monsieur Bochet se oculta un funcionario de Hacienda padre de once hijos con una existencia banal, cuyo mayor entretenimiento debió ser elegir la vestimenta…

La característica leontina de la época que porta Bochet -compuesta por un sello del que cuelgan anillos, dijes y otros adornos- y, más aún, la idea de enguantar a Bochet suman exquisitez al personaje, que Ingres acaba por convertir en un dandy.

Edme Bochet Ingres

(Edme Bochet, detalle, Jean-Auguste-Dominique Ingres, 1811. Óleo sobre lienzo, 94 x 69 cm. París, Musée du Louvre)

En Ingres, los tejidos y complementos no están ahí por virtuosismo, tienen otros significados. Así, una joya inspirada en las ferronnerie del Renacimiento nos habla de las influencias artísticas del maestro, o el material del traje que viste Napoleón puede ser la mejor manera de responder a las peticiones de los tejedores de Lyon para promocionar los tejidos franceses (Napoleón Bonaparte, primer cónsul, 1804).

Napoleón Ingres

(Napoleón Bonaparte, primer cónsul, Jean-Auguste-Dominique Ingres, 1804. Óleo sobre lienzo, 227 x 147 cm. Lieja, Musée des Beaux-Arts)

Esta particularidad del pintor dialoga perfectamente con el exquisito cuidado que Teixidors presta a todos sus productos, como ocurre en los guantes Ingres.

Guantes IngresGuantes Ingres

Teixidors ha logrado unir en su proyecto el respeto al medio ambiente, la responsabilidad social y la máxima calidad en materias primas y procesos de elaboración, lo que convierte la adquisición de sus exquisitos textiles en mucho más que un compra: un compromiso.

Teixidors

(Telar artesanal de Teixidors)

El telar manual utilizado por Teixidors permite que los bordes de sus productos tengan un acabado deliciosamente imperfecto, detalles que reflejan la individualidad de cada tejedor. Nada de sofisticados procesos de acabado, no son necesarios cuando se trabaja con una materia prima tan selecta como la utilizada para elaborar estos guantes: 100% cachemir y lana de yak.

Teixidors

(Teixidors)

A las bondades de sobra conocidas del cachemir se unen la suavidad, calidez y resistencia del yak procedente de las montañas de Khangai (Mongolia), fruto de la colaboración con Veterinarios Sin Fronteras y cooperativas de ganaderos nómadas. Este proyecto -al que nos unimos junto a Teixidors- ha introducido el yak en los rebaños tradicionales de esta región de Mongolia, para gestionar los pastos de forma sostenible y así asegurar el futuro de los ganaderos tradicionales. El resultado es una prenda que cuenta una historia. Exquisita, comprometida, útil y bella. Un complemento en el que nada es casual ni sólo estética. Como en un retrato de Ingres.

La señora Moitessier

(La señora Moitessier, Jean-Auguste-Dominique Ingres, 1851. Óleo sobre lienzo, 147 x 100 cm. Washington, The National Gallery of Art, The Samuel H. Kress collection)

Deja una respuesta