Color Scheme

Other color schemes can be added.

Hispanic Society of America: alma hispánica

Hispanic Society of America: alma hispánica

La exposición Tesoros de la Hispanic Society of America. Visiones del mundo hispánico trae a Madrid más de 200 piezas del mejor fondo sobre cultura española que existe fuera de nuestras fronteras, una selección de aquello que Archer Milton Huntington (1870-1955) persiguió toda su vida: reflejar “el alma de España”. Ese reflejo -que abarca también arte de Portugal, Latinoamérica y Filipinas- se forjó reuniendo testimonios de la mejor pintura y escultura de nuestra historia, junto a manuscritos, incunables, piezas arqueológicas, trajes y otros objetos.

La Hispanic Society of America atesora una gran colección de objetos que cuentan, como si de un libro se tratara, nuestra Historia. Contagiados por esa pasión, en Tienda Prado hemos querido homenajear a la institución estadounidense con la creación de una serie de productos muy especiales.

Archer Milton Huntington, su fundador, conocía bien la importante contribución de los árabes a la cultura española, y por ello, entre píxides de marfil, capiteles de Madīnat-al-Zahrā y tejidos de la Alhambra atesoraba extraordinarias piezas de loza dorada o reflejos metálicos (o “lustre”, como se la conoce en la tradición cerámica anglosajona), una de las técnicas artísticas más importantes introducidas en la Península Ibérica por los alfareros musulmanes. Los artesanos de Manises fueron los máximos artífices de esta cerámica, todo un objeto de deseo entre los siglos XIV y XVIII.

Manises cerámica

(Plato. Manises, 1470-1500. Loza vidriada al estaño con cobalto y lustre)

En la Manises actual hay un artesano que sigue trabajando la difícil técnica del reflejo metálico: Arturo Mora, descendiente de una antigua familia de ceramistas de Manises. Desde finales del XIX, en plena efervescencia del movimiento Historicista, la familia Mora ha conservado y difundido esta técnica, que hoy podemos admirar en piezas como las creadas con motivo de nuestra exposición: un gran plato de 50 cm de diámetro, dos platos de 30 cm y un cuenco de 20 cm.

Plato Manises

Plato Manises

Plato Manises

(Platos Manises. Decoración con cobalto y lustre. Elaborado en exclusiva para el Museo del Prado en taller de Arturo Mora Benavent)

(Cuenco Manises. Decoración con cobalto y lustre. Elaborado en exclusiva para el Museo del Prado en taller de Arturo Mora Benavent)

Arturo Mora, Premio Nacional de Cerámica 2015 de la Asociación Española de Ciudades de la Cerámica, se ha inspirado en las obras de cerámica presentes en nuestra exposición para elaborar estas cuatro piezas que recrean aquel momento glorioso de la producción artesana valenciana, la que durante siglos cautivó a las cortes europeas y a las clases sociales con más poder adquisitivo.

Sea como ornamento religioso, colgadura de Al Andalus o túnica medieval, los tejidos son otras de las piezas más preciadas de entre las conservadas en la colección de la Hispanic Society of America. Siguiendo nuestro gusto por lo artesanal, trabajamos en esta ocasión con las bordadoras de Lagartera para crear dos manteles individuales y un secamanos en lino bordados a mano por Rocío Lozano.

(Mantel individual)

(Mantel individual)

(Secamanos)

Las lagarteranas llevan siglos bordando los ajuares más exquisitos, con la compleja técnica del deshilado. Dentro de esa tradición se enmarca Rocío, que pertenece a la tercera generación de una empresa familiar dedicada a la artesanía desde 1915. Para esta exposición han bordado tres piezas inspiradas en: el dibujo que marca “la línea entre el hombre y el sol” de un manuscrito del siglo XVI con instrucciones náuticas y astronómicas para navegantes,

(Manual de instrucciones náuticas y astronómicas para uso de la Universidad de Mareantes. Sevilla, h. 1585)

un aguamanil con forma de león, del Perú o Bolivia del siglo XVIII, con el que las familias de la clase alta servían el mate a los dignatarios o invitados importantes que las visitaran,

(Recipiente de agua caliente como aguamanil en forma de león. Perú o Alto Perú, siglo XVIII)

y unas orzas de farmacia producidas en 1580 en Talavera de la Reina, para el Real Monasterio de El Escorial, siguiendo la costumbre de utilizar vasijas donde almacenar fórmulas medicinales, práctica introducida en España desde Oriente Próximo en el siglo XIV.

(Orzas de farmacia para el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Talavera de la Reina, Toledo, década de 1580)

Pero la Hispanic Society of America no sólo recoge los tesoros de España: Portugal, Filipinas y Latinoamérica también tienen su lugar en esta fascinante colección, y es al universo latinoamericano al que pertenece el último objeto que aquí presentamos. Se trata del espectacular rebozo que en 1904 comprara en México la coleccionista neoyorquina Emily Johnston de Forest, hija de uno de los fundadores del Metropolitan Museum of Art y que más tarde adquiriría Huntington. Un rebozo es un gran chal cuadrado con flecos, quizá el vestido femenino tradicional más característico y persistente de México, que aún hoy se sigue utilizando por mujeres de todas clases. Un símbolo del patrimonio cultural mexicano, elaborado en esta ocasión con las mejores calidades.

(Rebozo. México, 1775-1800. Seda con bordado)

Nadie mejor que Jim Thompson, una de las firmas de producción de tejidos de seda tailandesa más respetada en el mundo, para reproducir esta espectacular pieza del siglo XVIII tejida con hilos de seda, oro, plata y lino, y que se puede contemplar en la exposición del Museo del Prado. Un objeto a la medida de una exposición inolvidable.

(Pañuelo de seda "Rebozo". Jim Thompson Silk Company)

Deja una respuesta