Color Scheme

Other color schemes can be added.

Vaso de Faltriquera "Tornaviaje"

Vaso de faltriquera que reproduce la silueta de la joya La sirena, 1600. Real Santuario de Nuestra Señora de Las Nieves, Santa Cruz de la Palma (Santa Cruz de Tenerife).

Vidrio

Azul Cobalto

Dimensiones: 12 x 8 cm

Elaborada artesanalmente por la Real Fábrica de Cristales de La Granja para el Museo del Prado.

Más detalles

Nuevo

60,00 €

42,00 €

60,00 €

Inc. 30% dto

30%

Antiguamente, era costumbre llevar en una faltriquera, o pequeña bolsa, un vaso de vidrio de sección elíptica para poder beber de las numerosas fuentes que había en los paseos y caminos. Generalmente estos vasos, ligeramente aplastados y por tanto fáciles de transportar, se personalizaban con nombres y fechas y se decoraban con guirnaldas doradas u otros motivos.

Fue durante el siglo XVIII y primera mitad del XIX cuando la Real Fábrica de Cristales comenzó a fabricarlos tanto de vidrio incoloro como de vidrio azul cobalto con hilos blancos, decoración grabada, e incluso, dorada a fuego. Se pusieron muy de moda coincidiendo con el desarrollo de los balnearios en la Península. Los capitanes de navío y, parece obvio, parte del pasaje portaban los suyos en el camino hacia el nuevo mundo. 

La Real Fábrica de Cristales de la Granja, que ya ha colaborado con el Museo del Prado en otras exposiciones como la de El BoscoEl tesoro del Delfín, ha fabricado a la manera tradicional dos vasos de faltriquera para la exposición de Tornaviaje. La imagen elegida refleja el encuentro entre los dos mundos. La sirena, una joya de oro, esmeraldas de cabujón y rubies, procedente de un taller andino, que hay que relacionar con los pinjantes (colgantes) o brincos (pendientes) típicos de la joyería española.